Dulces sueños, bebés…

Hola a todos! Jo, qué desastre! El tiempo se me escapa de las manos! Me paso los días diciéndome: “de hoy no pasa que le dediques un ratito al blog” y al final, una cosa por otra, siempre acabo rendida en la cama o en el sofá, sin fuerzas, mintiéndome pensando…”venga, mañana…!” jajaja Así que hoy, enfadada conmigo misma me he dicho: “no hay excusa que valga” y aún con el sueño pisándome los talones, aquí me encuentro…

Hoy os contaré los trucos que el papadeaitor y yo hemos usado desde que nació nuestro peque para ayudarle a dormir y descansar bien, cosa de suma importancia puesto que (además de que de su sueño depende el tuyo) durmiendo es como crecen los bebés.

Al principio notaréis que vuestro bebé duerme prácticamente todo el día (entre 20 y 22h. aprox.) y además, lo hace sin ningún esfuerzo vuestro… Lo normal es que sólo se despierten para comer y que mientras lo están haciendo, se vuelvan a dormir… Al papadeaitor y a mí nos alucinaba! Incluso nos generaba un problema a la hora del baño, por ejemplo, porque despertarlo para bañarlo nos daba pena, pero si no lo hacías no había forma de bañarlo a una hora decente… Algunos pediatras nos dijeron que debíamos despertarlo tanto para el baño como para comer (si pasaban más de 4 horas entre toma y toma), pero tras hacerlo un par de veces no nos resultó lógico y acabamos dejando que él “mandara”. Siempre creímos que si dormía era porque lo necesitaba, y que si tenía otra necesidad, se despertaría… y nos fue de maravilla.

Pronto, Aitor empezó a pasar más ratos despierto y conciliar el sueño se fue convirtiendo en un pequeño esfuerzo en el que había que ayudarle. Hasta ese punto (en torno a los 2-3 meses) el papadeaitor y yo nos enorgullecíamos diciendo que Aitor dormía en cualquier parte, que lo estábamos acostumbrando a todos los ambientes e incluso, (valientes ilusos…) incitábamos a nuestros amigos a hacer todo tipo de ruidos a su lado mientras dormía para demostrar lo bien que lo hacía…(con cabeza, claro!) Hasta que de pronto, un buen día, nos sorprendimos mandando mensajes a nuestros amigos antes de que llegaran a casa diciéndoles: “no llamar al timbre, por favor” y el “sssshhhh, que está dormido…” se convirtió en nuestra súplica diaria…

Comentándolo con otros papis nos indicaron que se trata de un proceso normal y natural de los bebés, que conformen crecen deben ir aprendiendo los hábitos que hasta ahora hacían de forma instintiva y hay que ayudarles a hacerlo. En nuestro caso, además, Aitor tiene el sueño muy ligero, por lo que nos ha tocado ayudarle más en esto que otras cosas…

He aquí algunos de los consejos que nos dieron y que hemos aplicado con éxito (y algunos trucos, poco aconsejados, pero realmente útiles cuando el resto de cosas fallan!):

Cuida el ambiente en el que duerme: busca siempre un lugar tranquilo para que descanse, que esté a una buena temperatura y que le permita diferenciar si es de día o de noche (para que aprenda a diferenciarlas). En casa, por ejemplo, Aitor siempre duerme en nuestro cuarto, pero por el día le dejo las persianas altas y por la noche las bajo, de forma que él vaya asociando la noche a la oscuridad y aprenda a diferenciar un sueño de otro.

No le abrigues de más ni de menos: siempre es preferible recurrir a una sábana o mantita para cubrirle que sobreabrigarle con ropa, o lo contrario.

Procura que duerma siempre en el mismo sitio: y que éste sitio sea exclusivo para dormir. Por ejemplo, Aitor durante el día suele estar en la silleta o en la hamaca, y cuando se duerme lo cambio a  la cuna. De esta forma va aprendiendo a asociar la cuna con el sueño.

Busca un hábito o rutina previo al sueño: por ejemplo, el baño (en horario de noche) o la comida (en horario de día).

Busca una forma de dormirle y repítela siempre: yo a Aitor, por ejemplo, suelo tomarlo fuerte contra mi pecho (para que oiga mi corazón y mi respiración), lo acaricio, lo miro mucho a los ojos y suelo cantarle o hablarle bajito.

Dedica un tiempo a establecer una rutina de sueño con él antes de abrirte a otros ambientes: una vez que des con tu forma de dormirle, podrás hacerlo en cualquier sitio de nuevo, como cuando era más pequeño.

Establece horarios (poco a poco): Aitor ha llegado un punto en el que siempre duerme el mismo tiempo durante el día, y siempre entre las mismas franjas del día (media hora arriba o abajo).

Si se desvela por la noche al cambiarle el pañal, no hace falta que lo hagas: yo a Aitor le pongo un pañal más absorvente que durante el día y una crema más espesa (tipo pasta al agua) y con eso aguanta toda la noche sin necesidad de cambiarle (a no ser que lleve caca). Y de esa forma, sólo se despierta para comer (sin abrir ni siquiera los ojitos!) y se vuelve a dormir enseguida.

Cuando esté dormido, déjalo dormir: despertarlo, al menos en nuestro caso, sólo ha traído problemas, porque Aitor se enfadaba, se alteraba y al final acababa irascible y nervioso, sin poder conciliar nuevamente el sueño. Por eso, decidimos dejarlo dormir siempre que quiera. Incluso cuando pasa bastante rato del día durmiendo y sufrimos temiendo la noche…y nada, sin problemas. Nunca se ha desvelado por culpa de haber dormido más por el día.

Y si todo esto falla… ¡engánchatelo al pecho! (O si usa chupete, dáselo…me han contado otras mamás que también es mano de santo!) La succión los relaja y se quedan dormiditos…jajaja Intuyo que no es lo más conveniente, porque acaban vinculando un estímulo al sueño y lo ideal es que aprendan a desarrollarlo de forma independiente…pero a veces, las mamás modernas del s.XXI, necesitamos alguna ayuda… jajaja

También me dijeron que puede ser bueno ofrecerles siempre un mismo peluche o trapito para dormir, ponerles canciones relajantes, móviles en la cuna, proyectores de dibujos en el techo,… pero yo todavía no he probado ninguno de estos trucos. Por suerte, no han sido necesarios.

Si algun@ los habéis probado, o conocéis algún otro, ¡compartidlo con el resto!

Hablando de dormir…me voy a ello!

Un besazo y buenas noches 🙂

Anuncios

12 pensamientos en “Dulces sueños, bebés…

  1. La de cosas que voy a tener que aprender,…Me veo, una vez que de a luz sin parar de releer el blog, jaja.
    De todas formas yo recuerdo otros métodos como acunarlo en tus brazos, y toquecitos sistemáticos en el pañal al son del “ea, ea, eaa,…” XD

    • jajajaja… el papadeaitor usa mucho el “ea, ea…” cuando Aitor se ha desvelado alguna noche…y lo acaba en plan…”EA Aitor, por favor, EA…” en plan, “¿no lo pillas o qué?”… y entonces saca su truco estrella…”cariño, yo creo que tiene hambre, ¿por qué no pruebas a darle el pecho?” y zas! pelota en mi tejado! 🙂

  2. Lo mismo digo, voy a tener que volver a leer tus recomendaciones cuando nazca mi bebé, hay cosas que siendo primerizas no sabemos y es bueno tener esta información a mano.
    Muchas gracias por compartir tus experiencias con nosotras.
    Por cierto yo también tengo un blog con un espacio dedicado a las experiencias que estoy viviendo como futura mami. Te dejo el enlace para que le eches un vistazo cuando puedas.
    http://infoperiodistas.wordpress.com/2013/05/26/diario-de-una-primeriza-llamarias-a-tu-hijoa-neurona-h2o-apple-o-rice/
    Un beso, Cindy

    • Gracias Cindy, por tus palabras y tu blog. Lo estuve leyendo anoche un poco y me gustó mucho (a ver si hoy saco más rato para leeros más!). Además, tocas temas a los que yo no he podido dedicar tiempo, con lo cual creo que nos complementamos bien para los lectores y lectoras de uno y otro 🙂 Un beso y encantada de conocerte, es un placer tomar contacto con otras mamis (o futuras…)!

  3. Lo he visto y me reído un montón, mi marido seguro lo pondrá en practica. Por cierto mamadeaitor mi marido conoce a tu amigo Mariano ( trabajan juntos) y es él quien le recomendó tu blog.
    Un beso

    • Andaaaa!!! No lo sabía!! Este Mariano siempre apoyando a los amigos, qué gran persona es!! Pues a ver si un día nos ponemos cara… Mil besos! 🙂

    • Gracias cariñoooo, por leerme y por el apoyo! En adelante, seguro que algunas cosas te valen para Dalia. Por ejemplo, has visto el post de las tiendas de ropa molona?? Hay cosas monísimas para tu princesa, y además dos lectoras añadieron dos comentarios muy buenos. Un besazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s