El colecho: ¿sí o no?

Buenas tardes guap@s! El comentario de una lectora amiga esta mañana me ha animado a escribiros hoy sobre el colecho, o lo que es lo mismo, dormir con nuestros bebés, una práctica que tiene tantos defensores como detractores. Esto es algo que a mí al principio me costaba entender, pero a lo que me he ido acostumbrando…¡¿cómo pueden existir opiniones y recomendaciones tan enfrentadas en el mundo del embarazo/parto/maternidad?! ¡¿No sería más fácil que los expertos se pusieran de acuerdo con respecto a ciertos temas y facilitarnos la tarea de hacer lo mejor para nuestros hijos?! ¡Pues no señores! Eso no funciona así… De manera que al final una tiene que jugársela… jajaja 

Para ello yo recomiendo siempre lo mismo: investiga, escucha a tu intuición, decide, actúa y observa… Nadie está libre de equivocarse, pero que si lo haces (como si aciertas) sea de forma justificada y porque creíste y analizaste que era lo mejor…(en lo que se pueda, claro!)

Para eso, como yo no soy quién para explicaros ni las ventajas ni los inconvenientes del colecho, lo que voy a hacer es pasaros varios enlaces donde creo que se explican y justifican bien unas y otras, y de paso, contaros brevemente mi experiencia para que con toda esa información, vosotros podáis tomar vuestra postura en el tema.

En mi caso yo no me había planteado el tema hasta que llegó Aitor al mundo. Para cuando llegó la hora de dormir (el primer día de hospital), él aún no tenía ni 24h. de vida, y el pobre buscaba cualquier contacto con la cuna haciéndose una bola en las esquinas (intuí que en busca del calor de mi vientre…). Estaba nervioso, y lloraba tímidamente. Y yo, por mi parte, sentía un enorme vacío en mi cuerpo y estaba insegura, inquieta… De forma que decidí que durmiéramos juntos, cosa que el papadeaitor también apoyó convencido… Haciéndolo, los dos nos relajamos y pudimos dormir del tirón toda la noche… Fue maravilloso. 

La segunda noche, lo mismo y la tercera, que ya estábamos en casa, decidí probar a que durmiera solo. 

Al ver que solo también dormía bien, creí innecesario probar otras cosas y nos acostumbramos a dormir separados y juntarnos sólo para sus comidas nocturnas. 

Sin embargo, conforme fue creciendo (en torno a los 3 meses) la cosa se fue volviendo más incómoda. Aitor ya no sólo se despertaba para comer (también por pesadillas, porque se desvelaba, por tos, …) y cada vez que lo hacía a mí me tocaba estar incorporándome de la cama, tomándolo en brazos, y espabilándome mucho…y a él, igual…le tocaba andar de paseo entre su cuna, mis brazos y mi cama…de modo que cuando conseguía dormirse, yo lo movía y…¡zas! ¡despierto de nuevo! De forma que probé a dejar que, tras la primera toma nocturna, se quedara en nuestra cama (pues por la noche yo le doy el pecho acostada y suele quedarse dormido a mi lado)… Desde entonces, empezó a dormir mejor y más tranquilo, y yo con él. Así que en esas nos hemos quedado…

Desde los 3 meses o 3 meses y medio, Aitor duerme en la cuna hasta que llega la primera toma y a partir de ahí se queda con nosotros (de 2 a 7 de la madrugada más o menos). A la hora de comer (cosa que hace más desde que dormimos juntos) es muy cómodo para los dos (tanto que yo a veces sigo durmiendo mientras él come!); no llora nada, porque enseguida noto si se despierta y puedo estar con él; si está malo, tose o se queja menos…. En definitiva, que ambos estamos encantados! 

Eso sí, he de reconocer que, al principio, al papadeaitor y a mí nos costó encontrar una postura cómoda para compartir cama con él, porque como se tiende a hacerle bastante hueco, nosotros acabábamos apretujados en las esquinas con el cuerpo retorcido… y lo pasábamos fatal…! 

Con respecto a si temo que se acostumbre y luego no sepa dormir sólo, o a que interfiera entre la intimidad del papadeaitor y mía…nada de nada! Y si llegado el punto, alguna de las dos ocurre, ya tomaremos medidas…pero no voy a renunciar a algo que considero bueno de momento por miedo a lo que pueda pasar más adelante.

Una buena solución, como contestaba a Maryland esta mañana, son las cunas de colecho (o las versiones “barra abajo” de las cunas normales), que permiten al bebé dormir con sus padres evitando los principales inconvenientes o desventajas de los que hablan ciertos expertos con respecto al colecho, como el riesgo de asfixia o el aplastamiento.

En fin, espero que mi caso y los enlaces que os dejo a continuación os ayuden a tomar vuestras propias decisiones, las cuales espero que compartáis con el resto una vez tomadas o probadas. Así nos ayudamos entre tod@s. Mil besos!!

http://www.crianzanatural.com/art/art1.html

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2013/03/14/noticias/1363262554.html

http://pap.es/FrontOffice/PAP/front/Articulos/Articulo/_IXus5l_LjPqlUW3MgBYqUDq75gx_Xyfp

Anuncios

5 pensamientos en “El colecho: ¿sí o no?

  1. Yo soy partidaria del coleho en una solucion intermedia es decir cunas de colecho para que la mama este mas tranquila , tener en cuenta que os olfatea y quiere estar a vuestro lado y para vosotras es mucho mas descanso.

  2. Si al colecho!. Forma parte de la crianza natural, y como cualquier “cachorrillo” de animal al nacer, el ser humano necesita durante sus primeros días/meses de vida sentir el calor de su madre. Lo llamado “piel” con “piel”.
    Es verdad que para dormir tienes el miedo de la asfixia, por eso creo que las cunas colecho son ideales.

  3. Como tú dices, hay que hacer caso a la intuición. Por mucho que los expertos digan esto o lo otro si no estás convencida o no lo compartes no va a funcionar.
    En mi caso el colecho surgió también de forma expontánea y estoy muy contenta de haberlo hecho. Me dió un poco de miedo pensar que mi niña se acostumbraría pero que va. Ahora tiene 22 meses, duerme en su cuna desde los 18 meses y no ha habido ningún problema. Cuando se despierta de noche y noto que está intranquila o yo estoy cansada la meto en nuestra cama. A las 5-6 se suele venir con nosotros y echamos otro ratito de sueño.

    • Gracias por compartir tu experiencia Candora! Yo, tras mucho darle vueltas a la cuna, al final he conseguido acoplarla a mi cama como si fuera una cuna de colecho y ya llevamos 3 noches durmiendo así. Estamos encantados! Seguimos igual de juntitos pero lospapasdeaitor podemos estirar más las piernas!! jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s