Explorando el verdadero significado de la palabra “cansancio”

Hola lectores… En primer lugar, mil perdones por esta larga ausencia!! Creeríais que estaba de vacaciones…?? Pues no! Sencillamente, estaba “cansadísima” y sin ánimo ninguno para escribir… A pesar de que Aitor es un niño buenísimo, esto de la maternidad es AGOTADOR! Y os juro que el usar la palabra en mayúsculas es totalmente intencionado, jaja.

Supongo que lo que provoca ese agotamiento físico y mental es una mezcla natural de muchas cosas: el dormir poco y no seguido, el no parar de hacer cosas (cuando no son del bebé, son de la casa, y cuando no, tuyas), el descuido alimentario (pues nos centramos tanto en los peques, que nos olvidamos un poco de nosotras…), la absorción de la lactancia (cuando la practicas), … e incluso el no dejar de pensar en el bebé, lo cual también agota…!!!

Además, lo malo de cuando una va muy cansada físicamente, es que le acaba afectando psicológicamente. De hecho, yo llegué a tal punto que un día acabé llorándole al papadeaitor, con un gran sentimiento de culpabilidad, porque necesitaba ¡¡¡¡desconexión!!!!

Varios momentos de desconexión y un aporte vitamínico de hierro más tarde, he aprendido a ver las cosas de otra forma… He aprendido que una mamá también necesita cuidarse además de cuidar a su bebé; que cuando los abuelos/amigos se ofrecen a ayudarte, debes aprender a dejarles ayudar; que si la casa está regular, no pasa nada; que lo papás también pueden hacer todo lo que tu haces, no eres imprescindible!!!…

En fin, y ahora que conozco la teoría, sólo me toca aprender a ponerla en práctica… Y qué mejor que unas vacaciones para empezar a practicar, no? Bienvenidas vacaciones!!! Espero que descansemos mucho juntas de aquí al 26 de agosto y que pasemos muy buenos ratos junto con nuestro pequeño robasueños!!

Un fuerte abrazo a todas esas mamás agotadas… una tarde de abuelos, una buena siesta y a seguir!! jaja

Por cierto, ¿qué planes tenéis para las vacaciones? Nosotros, como Aitor todavía es muy pequeño (7 meses) hemos optado por un plan tranquilo de playa (pues le encanta el agua!) por Altea, que nos pilla cerquita y nos han dicho que es muy bonito.. Ya os contaré qué tal la experiencia…

Besos!!